Reflexion ante el Momento Supremo. La Muerte.

|


Tras el desenlace inevitable de la muerte, aparece ante nuestra expectativa la tremenda interrogación de que será de nosotros y de nuestra conciencia. ¿Desaparecerá nuestro <Yo> diluido entre los restos del cadáver, o regresaremos algún día haciendo realidad la esperanza de la reencarnación? Existe aun otra posibilidad: tal vez el espíritu continué viviendo, conociendo, y sintiendo, gozando y padeciendo de otra naturaleza, distinta a la actual pero tan real como ella.

Intentemos partir de un hecho objetivo. La muerte forma parte de la vida, es el último acto, la conclusión, el fin. La verdad es que uno empieza a morirse en el mismo momento que nace, quizás incluso antes: en el mismo instante de ser concebido. Y lo hacemos al compás de un reloj inexorable en el que nunca podremos saber que hora de nuestra vida es. Nacer y morir son los momentos cumbres de nuestra existencia, el principio y el final. Lo demás <> poca importancia tendría por que la sentimos, disfrutamos y sufrimos; es decir, por que tenemos conciencia de estar vivos. Si nos planteamos que la vida solamente conduce a la muerte, nuestro paso por el mundo y por la historia no tiene sentido, es algo absurdo.

Si no terminamos nuestros días de manera violenta, al final nos encontraremos en una fría sala de hospital clasificados por el personal competente como “enfermos terminales”, aguardando simplemente <> que nuestra muerte llegue. Lo mas seguro es que todos los que nos rodean sabrán antes que nosotros, y probablemente comenzaran a mirarnos como difuntos antes de que efectivamente lo seamos. Contestaran con evasivas a nuestras preguntas; evitaran mirarnos de frente; intentaran disimular y parecer tranquilos. Tal vez nos resistamos a morir y defendamos con las ultimas fuerzas nuestro pequeño reducto de esperanza creyendo y esforzándonos para convencer a los demás de que el diagnostico clínico que nos condena esta equivocado, de que no puede ser, de que no merecemos eso. Todo será inútil: la muerte llegara, claro de improviso y la viviremos en la mas absoluta de las soledades; por que nos morimos solos, lo mismo que nacemos solos, aunque en el instante del suceso nos hallemos acompañados de los seres mas queridos. Nadie nos va a acompañar en el paso de esa frontera imprecisa que conduce a lo desconocido. Estarán con nosotros, pero solamente para decirnos adiós. Aceptémoslo: nacemos solos y morimos solos. De lo primero que no nos damos cuenta, pero de nuestra soledad ante la muerte si. Y ello no debe de extrañarnos, por que estamos solos durante toda la vida. Lo que nos acompaña <> es accidental, no se une a nosotros de una manera total e intima, no llega a formar parte de nuestro ser. La familia a la que amamos es esta, es este nuestro trabajo este el ambiente en el que nos desenvolvemos, nuestro pueblo, nuestros amigos. Pero no necesariamente: podían haber sido otros, entre los que igualmente nos encontraríamos solos. La autentica biografía es la soledad, de eso no hay duda. Dejando al margen, si es posible los apasionamientos, la vida se reduce a pura lógica. Es un ciclo que se abre con la composición de un nuevo ser <> que se forma a base de sustancias diversas y se cierra con la descomposición o separación de las mismas cuando el cadáver se corrompe. Química y algo mas <>. El resto es casi pura ilusión que solo cobra valor en la conciencia de cada uno.

No obstante, vivimos como si la muerte no existiera. Al menos la admitimos en los demás, y es por que la estamos contemplando a diario en quienes se mueren a nuestro alrededor y van desapareciendo del panorama que compartíamos con ellos. No queremos negar la muerte; pero no queremos pensar en ella. Nos resistimos a aceptarla, por que su afirmación negaría los valores superfluos de la cosas que nos interesan y a las que nos aferramos como náufragos; aunque sabemos que esta acechando y nos golpeara certeramente cuando ella lo decida...

Carlos E. Pacheco S.

Escrito Una Noche de Marzo de 1999

5 Momentos Comentados:

CriiZs dijo...

eiitt!!! wola amiwote!! pzz.. muy ciertho tu scrito... poco a poco vamos mueriendo aunk no lo sientamos... algun dia tendra qe terminar.. tal vz nosotros lo hagamos.. talvz otros...pero... supongo qe mxhas vcs nosotros tomamos stas decisionz.. qe pensamos qe son lo mejor... peroo con el tiempo se sabe.. wenop me voy!! pk luego echo mi rollo!! jeje.. wenop chaooo te cuidaz ok :)

itzel dijo...

OlaZ!!

Pu3z la neTa bazTante inteReZant3..kOmO tOdO lO ke escribez!!

y pues si la vida Es tan korTa y toDos llegamos a dnd mismo!!

komo diCen la viDa es kOmo una paleTa de hielO se akaBa la disfruTes o no jeje

ke este bien Carlos!

mil de gusto en leer tus esCritos!!

itz3l*

Soy_Dd dijo...

Yo prefiero no pensar en eso...aunque se que cada día me acerco más a la muerte... Prefiero vivir pensando que eso no pasará...saluditos y haaa excelente video ya me klo habías mostrado y como siempre muy talentoso...saluditos cuidate mucho, bye!

Soy_Dd dijo...

hay vine a visitarte pero no hay nada nuevo...saluditos pach y felicidades por tu estación de radio, mucho exito como siempre mis mejores deseos...

nortiz dijo...

Felicidades por tu sitio, muy interesante, por lo mismo ya está en www.chihuahuaenred.com , revísalo a ver si está bien listado y si deseas alguna descripción diferente y criterios de búsqueda, así como si consideras o conoces algún sitio que debiera estar en chihuahuaenred.com, háznoslo saber a contacto@chihuahuaenred.com

Saludos

Nacho Ortiz